Semillas de calabaza propiedades

Por:Maaike
Semillas de calabaza propiedades

Semillas de calabaza, propiedades

Si, al comer calabazas tienes como costumbre tirar las semillas, luego de leer este artículo te aseguro que no lo volverás a realizar. Ellas representan una gran fuente de salud.
De hecho, las semillas de calabaza son ricas en vitaminas A y K, contienen, además vitamina B3, zinc, ácido fólico, Omega 6 y 3, y son abundantes en fibra para el beneficio gastrointestinal, el cual conlleva a la salud cardiovascular.
En ciertos países americanos, como México, se utilizan las semillas de calabaza en la preparación de algunos platos de la gastronomía local.

 

Beneficios de las semillas de calabaza


Los beneficios de las semillas de calabaza son innumerables. Ellas contienen importantes cantidades de proteínas, vitaminas y minerales, además de grasas insaturadas y probióticos que, en conjunto, son de gran ayuda para nuestra salud.
El alto contenido en grasas insaturadas producen efectos antioxidantes en el organismo, los cuales retardan el envejecimiento a nivel celular y, por lo tanto, se reduce el riesgo a sufrir enfermedades degenerativas del sistema nervioso.
Entre sus beneficios más conocidos y comprobados está:

  • Ayuda a reducir niveles de colesterol dañino
  • Se utilizan en el tratamiento contra la osteoporosis
  • Actúa como antiinflamatorio prostático
  • Es un antidepresivo natural
  • Ayuda la digestión y combate el colon irritable
  • Por su alto contenido en fibra ayuda en la eficacia de dietas para bajar de peso
  • Sus proteínas ayudan a recuperar masa muscular
  • Combate parásitos intestinales
  • El zinc, magnesio y los altos contenidos de fibra ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre

 

Propiedades

 

  • Estimulante de las funciones cerebrales
  • Regulador del metabolismo
  • Regenerador muscular
  • Antiinflamatorio prostático y tiroideo
  • Antiparasitario
  • Anti anémico
  • Antiespasmódico intestinal
  • Antihipertensivo
  • Regula el azúcar en algunos casos de diabetes
  • Se considera anticancerígeno

 

Cómo prepararlas


Una vez abierta la calabaza, deben extraerse sus semillas y lavarlas hasta quitar completamente los folículos que las rodean. Posteriormente, se colocan sobre una fuente plana donde se pondrán a secar, preferiblemente al sol. Se debe cuidar muy bien de cubrirla para evitar moscas u otros insectos.
Una vez completamente secas pueden consumirse inmediatamente. Si se prefieren más tostadas, puedes colocarlas sobre un sartén y, a fuego moderado, removerlas constantemente hasta que estén en su punto dorado, sin quemarse.
Esta operación la puedes realizar igualmente al horno si las colocas sobre una fuente con papel vegetal. La temperatura no debe ser mayor de 75° C, por un tiempo aproximado de 30 minutos; debes moverlas constantemente para que no se quemen. Algunas personas le añaden aceite de oliva, sal, jengibre, según el gusto de cada quien. Consumir 15 gramos al día.

 

Cómo consumir las semillas de calabaza

  • Secas, sobre ensaladas o solas
  • Trituradas, en los cereales o yogur
Comentarios
Sé el primero en comentar...
Deje un comentario
Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudar a mejorar este sitio web. ¿Esto es correcto? No Más acerca de las cookies »